El Poblamiento Inicial de América  aún es polémico; existen muchas teorías, algunas bastante rebatidas, las cuáles hasta hace no menos de 20 años daban una legitimidad de que el hombre no pudo haber ingresado a América antes de los 40,000 años BP (antes del presente). En el siglo pasado con la aparición del Carbono-14 se hallaron evidencias de poblamiento en Lewisville (37,0000 años BP), Santa Rosa Island (30,000 años BP), Tule Spring (23,000años  BP) en Norteamérica, Tlapacoya en México (22,000 años BP) y en Sudamérica el nivel Paccaicasa de Perú (22,000 años BP). Sin embargo cada uno de estos yacimientos fueron muy cuestionados por muchas razones, entre ellas principalmente dos:

a) Que las muestras orgánicas del yacimiento usadas para el análisis de Carbono-14 no sean coetáneas con los demas restos.

b) Que las piezas supuestamente arqueológicas no sean tales sino mas bien restos de hueso o piedra modificados por agentes naturales.

Asi, la datación del sitio de Tule Spring a finales de siglo fue rebajado hasta la mitad (!) y en el Congreso Arqueológico y Seminario de Tecnología Paleoindia (Antofagasta, Chile 1978) el especialista Dr. Dennis Stanford dijo de los restos de Paccaicasa (Perú), que simplemente eran “Pre-formas” (Los restos oseos encontrados eran de Megaterio y aquellos huesos moldeados y piedras aparentemente trabajadas, no serían sino, desprendimientos naturales de la misma cueva y que, no se puede comprender cómo un Homo Sapiens de nivel cultural Paleolítico Superior pudo haber usado este material y con esa tecnología tan tosca)

En estos últimos años han aparecido otras evidencias que han puesto sobre el tapete la antiguedad del arribo del hombre a América; Tom Dillehay, de la Universidad de Kentucky, descubrió  en Monteverde (Puerto Montt, Chile) restos líticos asociados a material orgánico que arroja una antigüedad de hasta 30 000 a.C (!). Datos que de ser estrictamente comprobados harían dar un giro completo al tema del Poblamiento Inicial de América.

RUTA POR EL ESTRECHO DE BERING

Glaciación de Wisconsin durante el Pleistoceno

Durante el Pleistoiceno (hace 2 millones de años) se sabe que en Norteamérica se sucedieron cuatro avances glaciarios: Nebraska, Kansas, Illinois y Wisconsin. Estos ciclos se correlacionan con los avances alpinos del sistema de Penck y Brückner (Günz, Mindel, Riss y Würm).

La última gran glaciación de Wisconsin se dió entre 70 mil a 10 mil años BP, ante todo, el llamado Wisconsin tardío. Este último esta ligado al fenómeno de “Eustacia Glacial” en el nivel de las playas, que por acumulación de mayores volúmenes de hielo sobre los continentes durantes las glaciaciones, el mar se ve disminuido descendiendo el nivel de las playas. Precisamente se ha estudiado que durante varios estadíos del Pleistoceno el mar habría descendido hasta 40 metros (Profundidad del mar en el estrecho de Bering que conectaba Siberia con Alaska).

La megafauna prehistórica habría avanzado, entonces, durante este periodo y tras de ella sus depredadores, entre ellos “el Hombre”. Luego los incrementos graduales de la temperatura (retrocesos glaciarios) permitieron la aparición del llamado Corredor de Mackenzie, a través del cual, las bandas de cazadores se propagaron al resto de Norteamérica y más tarde a Sudamérica.

ANTROPOLOGÍA RACIAL DE LOS INMIGRANTES

Vista lateral y superior de craneo braquicéfalo y Dolicocéfalo.

- Alec Hrdlicka supuso que el hombre vino del Asia por el estrecho de Bering y este pertenecía a una misma raza; la mongólica, aunque de varias ramas.

- E.von Eickstedt (1934) decía que el norte de Asía durante el pleistoceno estuvo ocupada por por grupos pertenecientes  a la raza blanca y que su mongolización se produjo más recientemente durante el postglacial.

- El antropólogo argentino J. Imbelloni postula que no existe una raza “india” sino una serie de subrazas, pero no procedentes de un solo tronco racial, sino de varios.

- El antropólogo M. T. Newman (1951) señala que las migraciones  habrían correspondido a una raza homogenea, que posteriormente por la diversidad medioambiental habrían dado lugar a formación de variedades americanas.

En una reunión científica en Boston (1976) se llegó a la conclusión que existían relaciones genéticas con otros grupos raciales de Asia y Polinesia y que estas vinculaciones consistían, como lo ratificaba el genetista J. V. Neel de la Universidad de Michigan, que todos estos grupos tuvieron un ancestro común en Asia y no en contactos traspacíficos tardíos. Entonces se estaría comprobando un aislamamiento de America por al menos los últimos 10 000 años.

En esta misma reunión de Boston se presentó un estudio de  O. C. Quilici quien tomo 5000 muestras sanguineas de los nativos de los andes de Bolivia. Se habría identificado dos grupos genéticos básicos:

a) El más antiguo, que está diseminado en todos los grupos de estudio, de cabeza alargada (dolicocéfalo), de torax breve y piernas largas.

b) El más común, de aspecto mongoloide, de cabeza ancha (braquicéfalo), torax amplio y piernas cortas.

PRINCIPALES TESTIMONIOS DE OCUPACION HUMANA EN EL PERÚ HASTA FINALES DEL PLEISTOCENO

LA CUEVA “PIKIMACHAY”

Ubicación del departamento de Ayacucho – Perú

A fines de la década de 1960 el arqueólogo Richard MacNeish montó un proyecto arqueológico-botánico en zonas del departamento de Ayaucho-Perú. Sus principales trabajos se dieron en dos cuevas; una nombrada Pikimachay, ubicada 12 km al norte de la ciudad de Ayacucho (2740 m.s.n.m), y la otra la cueva de Jayhuamachay 17 km al este de la ciudad mencionada (3340 m.s.n.m.). Las dataciones pleistocénicas obtenidas de esta expedición provienen de la cueva de Pikimachay la cual se ha separado en varios estratos, los más profundos con contenido paleontológico fundamentalmente (sin muestras de carbón) han sido fechadas mediante carbono-14 a partir de huesos de animales prehistóricos.

MasNeish señala para los niveles mas inferiores de Pikimachay la presencia de dos complejos; uno, el de Paccaicasa (22 000 a 16 000 años  BP) y, el otro, el de Ayacucho (16 000  a 12 000 años BP).

Estos lugares explorados por MacNeish son en general abrigos rocosos donde se halló en suma 26,000 artefactos de piedra.

En el nivel Paccaicasa se han hallado 50 artefactos en su mayoría de origen volcánico de las paredes de la cueva. Este conjunto viene asociado a huesos de megaterios, caballos y otras especies pleistocénicas.

Vista frontal de la cueva de Pikimachay

Como ya había mencionado antes, son muy cuestionados estos fechados ya que según las evidencias mostradas no podría aceptarse un “nivel cultural” a este complejo. El Homo sapiens llegado a América hubiera dejado vestigios de su industria lítica y hubiera utilizado mejores materiales (como los que están fuera de la cueva).

El nivel Ayacucho contiene “artefactos de hueso” que han sido ya desvirtuados en su posible origen de manufactura humana.

Se considera que los mejores aportes de esta expedición son los restos encontrados en la cueva de Jayhuamachay, donde se ha encontrado puntas de proyectil (9 500 años BP) muy contemporaneos y parecidos a los encontrados en Lauricocha (Huánuco – Perú).

Respecto de estos hallazgos es útil mencionar esta ansiosa tendencia de querer reeditar para América todo el desarrollo de la industria lítica del viejo mundo de más de 2 millones de años, comprimiéndolos en escasos 20 000 años. Se forman, entonces, esquemas forzados o apretados, y se da algo parecido a los problemas como los surgidos en Europa y los “eolitos” o pretendidas industrias del terciario.

LA CUEVA DEL GUITARRERO

Ubicación del callejón de Huaylas (Ancash - Perú)

Las más antiguas huellas del cultivo en los Andes fueron ubicadas por Thomas Lynch en la cueva del Guitarrero, localizada hacia los 2 200 m.s.n.m. en el Callejón de Huaylas (en la cordillera Negra, en tierras de la comunidad de Shupluy, departamento de Ancash - Perú), muy cerca de las orillas del río Santa y 6 km al sur del pueblo antiguo de Yungay. Guitarrero era el refugio estacional de una banda de cazadores y recolectores de todo tipo de tallos, semillas y tubérculos, como la oca y el olluco, y de frutas, como el pacay y la lúcuma. Junto a estas especies silvestres, los pobladores de Guitarrero, hacia los 8.000 años BP aproximadamente, empezaron a cultivar, por primera vez en el Perú, el frejol, el pallar y un tipo de ají (el capsicum chinense).

Thomas Lynch ha definido cuatro complejos dos pre-cerámicos (los más profundos y los que por ahora nos interesan) y dos con cerámica:

a) Guitarrero I.- Se encontraron fogatas y “tools” como chancadores, raspadores, martillos de piedra, una punta lanceolada y un cuchillo bifacial. Una mandíbula, falange y premolar humanos. Las dataciones provienen del carbón de las fogatas y arrojan cifras de hasta 12560±360 años BP.

b) Guitarrero II.-Igualmente aquí encontramos fogatas y diversos artefactos (madera, astas, huesos, cordeles, tejidos de fibra vegetal, puntas y raspadores. La datación mas reciente dice que su antigüedad es de 7,575±220 años.

Artefactos del complejo Guitarrero II (excepto figura "e" que corresponde a Guitarrero I)

Guitarrero es famoso porque evidenció la primera domesticación de plantas en Perú (Frejol o Phaseolus vulgaris a 8,500 años BP, para el complejo Guitarrero II, aunque esta fecha ha sido cuestionada).

Dicho todo esto, Guitarrero vendría a ser el lugar con ocupación humana más antigua del Perú (12,560 años BP), lamentablemente muchas de las evidencias de esta primera ocupación habrían sido removidas por ocupaciones posteriores (entre 7000 y 8000 años BP). Ya en los complejos III y IV se hallán otras leguminosas y maíz. Es también bueno saber que durante esas épocas se usó como cementerio, lo cual contribuye al desorden cronológico en que se encuentra este sitio arqueológico.

También es de notar que este sitio vendría a ser “Pre-Clovis” (11000 años BP) y que se correlaciona con los recientes hallazgos oficiales de ocupación en Monteverde – Chile (12500 años BP).

PAIJÁN Y PAMPA DE LOS FÓSILES

Ubicación del complejo Paijanense (Trujillo - Perú)

Pampa de los Fósiles está ubicado en un area que Larco Hoyle, J. Bird y Ubbelohde-Doering lo hicieron conocido como Complejo Paijanense. Paiján es una villa justo en el sur de la margen norte del Valle del rio Chicama. Se asocia mucho este complejo al nombre Cupisnique, el cual, es en realidad el nombre de una montaña y de un desfiladero “La quebrada de Cupisnique” y este nombre ha sido extendido al desierto entero entre los valles Chicama y Jequetepeque en  el norte del Perú (Departamento de Trujillo)

Varios grupos arqueológicos han sido estudiados en esta zona: El grupo “Pampa de Los fósiles” esta localizado al noreste del cerro Yugo o Cerro Tres Puntas (alrededor de 15 km de la orilla del rio Chicama).

Otros grupos arqueológicos están en la quebrada de Cupisnique, en el area de Mocán, y alrededor de la moderna villa de Ascope. Sólo Pampa de los fosiles y Ascope, han sido estudiados intensamente.

C. Chauchat exploró estos sitios en la decada de 1970 y denominó “Units” a discretos conjuntos de artefactos de superficie que alcanzan un area promedio de 200 m cuadrados y  “Sites” al conjunto  de UNITS, los cuales pueden ser muy extensos: Por ejemplo Pampa de los Fosiles 12 tiene un area de casi 0,8 km cuadrados.

Bifaces y Puntas de Proyectil de Pampa de los Fósiles.

Las  “Units” están compuestas por  canteras y talleres, es decir unidades dedicadas a la extraccion de material sin tratar y a la fábrica de tools de especial categoría.  Una elaborada tecnología de piedra, bifaces y unifaces son hechas con cuidadosa selección de piedras y sus artesanos eran usualmente muy buenos. Las unifaces son generalmente hechas de roca volcánica y están presentes en el area de Ascope, con un pequeño número de puntas de proyectil presentes en el mismo taller.

Puntas de proyectil fueron hechas en considerable número en Pampa de los fosiles y la mayoría de ellos con riolito, y con menores cantidades en cuarcita, cuarzo y dacita. Todas estas piezas se presentan en asociación con sus desechos de construcción.

La utilidad de estas puntas de proyectil sería al parecer para cazar grandes peces.

Segun una tabla que presenta C. Chauchat a una muestra de Pampa de los fosiles UNIDAD 2 Tumba 1, muestra de carbón, se le asigna una edad de 10200+-180 años BP.

EL HOMBRE DE PAIJAN

Restos del Hombre de Paiján.

Restos humanos han sido erosionados de la superficie del campo arqueológico  de pampa de los fosiles13 unidad 2, dos tumbas fueron excavadas por Chauchat y Dricot en 1975. Ellas estaban situadas en lo alto de una loma. El estudio antropológico fue hecho por Jean Paul Lacombe, MD, laboratorio de Antropología Física de la Universidad de Bordeaux.

La primera tumba es de un muchacho de 12 a 13 años, echado a su costado izquierdo, cabeza al noreste, con las manos sujetadas cerca a la cara. Una vertebra de pez perforada se ha encontrado cerca a la tumba y probablemente fue usada como pendiente.

La segunda tumba esta mas o menos a 1 metro de la otra. Es de un adulto probablemente un hombre joven, echado de lado derecho, cabeza al sudeste, manos cruzadas en la zona púbica. Los huesos estan marcados con lineas marrones debido a la putrefaccion de la materia. El cadaver ha sido colocado en una capa de brazas y parcialmente cubierto por otra capa de carbón y cenizas. El dato de carbono 14 se obtuvo precisamente del carbón de la capa inferior.

Podríamos decir, entonces, de este hombre de Paiján que sería (junto a los de Lauricocha – PERÚy Lagoa Santa – BRASIL) uno de los esqueletos humanos más antiguos de América, lo cual deja en claro el rápido poblamiento del hombre a su arribo al nuevo mundo. Trátese quizás, de que hubiese alguna desarticulación de la amazonía durante el pleistoceno tardío. Los estudios del paleoclima nos lo dirán.

Dibujo de cadaver de Adulto en Paiján.

Dibujo de cadaver de adolescente en Paiján.