Un minuto de Silencio (O tal vez muchos años de los que vienen) por la partida de uno de los mejores exponentes de la cuerda mas profunda de la lírica. El milanés Cesare Siepi ha muerto el pasado 5 de Julio en los Estados Unidos de América. Un paro respiratorio se ha llevado a uno de los mejores exponentes de la emisión vocal. Se nos ha ido el mejor Don Giovanni (interpretado por bajo cantante) un excelente Mefistófeles, un muy dotado Filippo II y un entrañable Don Basilio.

Cesare Siepi nació un 10 de febrero de  1923, en Milán. Su padre fue contador y su madre ama de casa. El padre muere cuando el joven Cesare tenía 16 años y un medio hermano se inmoló durante la Segunda Guerra Mundial en el frente ruso, dejándolo solo con su madre por mucho tiempo.

Antes de centrar sus esperanzas en los rines de box, Cesare participó en varias peleas amateur logrando la preocupación de su madre por sus contusiones varias y cortes.

Vocalmente, tuvo un talento natural, Cesare comenzó a cantar con un grupo madrigalista a los 14 años, hizo su debut a los 17, ganó una beca para una academia de música milanesa, y en 1941 hizo su debut operístico como Sparafucile en “Rigoletto” de Verdi, ciertamente un rol difícil de afrontar para un quasi adolescente.

Poco después, emigró a Suiza para huir del regimen facista y no retornaría a Italia hasta el final de la guerra.

Su carrera en Italia despego casi inmediatamente. Se estableció rápidamente como cantante regular en la Scala donde afrontó grandes roles como Zaccaria in (Nabucco de Giuseppe Verdi),  “Mefistofele” (ópera de Arrigo boito) y bajo la dirección de , nada menos que, Arturo Toscanini.

pronto aparecería en grandes producciones y conciertos en todo Europa: Requiem de Mozart y Verdi en Edimburgo, e incluso un debut en el Covent Garden en 1950 con el rol de Pistola en el “Falstaff” verdiano, cuando La Scala visitó la mencionada casa durante un tour.

En 1950, Rudolf Bing asumió la direccion general del  Metropolitan Opera, quien abrió el espectro de la ópera a la Televisión , para lo cual requería cantantes con buenas dotes histriónicas.

Bing  comenzó su gestión con una ópera no puesta en escena en la MET desde hacía ya 30 años: “Don Carlo” de Giuseppe Verdi. El cantante búlgaro Boris Christoff  (que, en ese entonces vivía en Italia) fue reclutado para hacer el rol de Filippo II, pero de manera inexplicable no fue capaz de conseguir su visa; entonces Mr.  Bing trajo inteligentemente a Cesare Siepi para tomar parte del evento.

Ese fue el inicio de una cadena de éxitos que acaba de finalizar aquél infausto día de julio de 2010.

Cesare Siepi canta de Arrigo Boito – La Ópera “Mefistofele” – Son lo spirito che nega

Cesare Siepi en una producción más que impresionante:

Extractos del Disco:

Cesare Siepi canta “Le veau d’or est toujours debout” del Acto II de la ópera Fausto de Ch. Gounod.

Jussi Björling canta “Salut! demeure chaste et pure” IDEM

Trio final con Cesare Siepi, J. Björling y D. Kirsten