“El doctor Pravi, que es un hombre de teatro, antiguo secretario del tenor polaco Jan Kiepura, nada menos […]” Alfredo Kraus. Creo que con eso casi podría obviarse cualquier otro tipo de presentación. “Jan Kiepura, nada menos”. Dicho por Alfredo Kraus, que era muy parco en sus elogios, tanto hacia sí mismo como hacia sus colegas. “Jan Kiepura, nada menos”.

Pues Jan Kiepura, nada menos, nació en Sosnowiec un 16 de mayo de 1902. Comenzó, como otros muchos (el propio Kraus entre ellos) a cantar en un coro siendo niño, en este caso el del colegio. En 1920 partió, junto a sus padres, a Varsovia. Al año siguiente entró en la universidad de dicha ciudad para estudiar Derecho. Es estado en esta época cuando comienza a estudiar canto de la mano de Waclaw Brzezin’ski y,  más tarde,  Tadeusz Leliwa.

Antes de su modesto debut tuvo que hacer frente a una ciertaoposición, a saber, la de  Dygas y Gruszczyn’ski, los dos principales tenores en el momento en Varsovia. Al parecer, cuando comenzó a haber noticias sobre la voz de Kiepura, Dygas puso especial empeño en obtaculizar la carrera de su joven rival. Por ello Jan comenzó a cantar en el coro del teatro de Wielki, en Varsovia. Debutó con el papel de “un montañero” en Halka, de Moniuszko, en 1924. Ese mismo año ofreció su primer recital.

Su gran debut fue el 11 de febrero de 1925 en la ópera Faust de Gounod, también en las tablas del Teatro Wielki de Varsovia. Para el público fue una sorpresa pues el tenor que debía hacer de Fausto, Dobosz se llamaba, no se presentó y al público se le informó de que iba a ser sustituído por el joven Jan Kiepura (casi nada). Algo parecido, si me permiten la digresión, a lo que pasó con Alfredo Kraus en su debut en Rigoletto en Parma, sustituyendo a Gianni Poggi.

En 1926, Tosca y Gianni Schicchi, de Pucciniambas,  y se añadieron a su repertorio, así como Dwór Straszny por Moniuszko (antes ya había hecho Rigoletto, Cavalleria, y el papel protagónico en Halka). A pesar de su gran popularidad, tenía pocos compromisos en Polonia, por lo que porbó suerte fuera, en París para ser precisos. De paso por Viena, decidió ponerse en contacto F. Schalk, el director de la Ópera de Viena. Schalk estaba muy impresionado con Kiepura y le ofreció el papel de Mario Cavadarossi, lo que sería su debut en la Staatsoper de Viena. El polaco fue una vez más reemplazando a alguien, la pareja enferma de la soprano Jeritza. Schalk le preguntó: ‘¿Puedes cantar en italiano? ” “¡Por supuesto!”

Por lo tanto, cantó Cavadarossi junto a María Jeritza en Tosca. Y menuda actucación debió ser.  El público estaba tan emocionado con su  “Recondita Armonia” en italiano, que no le importó que cambiase después a cantar en polaco pues no estaba tan seguro de su italiano como pretendía ante Schalck. La actuación fue un éxito fantástico, los diarios vieneses lo etiquetaron “rey de los tenores “e incluso ” el sucesor de Caruso”. En vista del éxito, se le ofreció cantar el papel de Calaf ese mismo año, el 15 de octubre de 1926, en la Staatsoper de Viena. Fue la primera versión de la última ópera de Puccini fuera de Italia. En 1929  debutó en La Scala donde cantó Mario Cavadarossi y en 1931 Des Grieux en Manon Lescaut.

En 1937 se había casado con Martha Eggerth, una cantante y actriz, con quien actuó en muchas películas, así como en una producción de ‘La viuda alegre en Broadway. La viuda alegre fue un éxito tal que la producción fue de gira por EE.UU. y Europa Occidental, y fue cantada en cuatro idiomas diferentes. Jan Kiepura, nada menos, adquirió gran fama en los años 30, cambiando su centro de gravedad de la ópera a la gran pantalla. El 10 de Enero 1938, debutó en el Metropolitan de Nueva York como Rodolfo en La Boheme. También cantó en Tosca, Carmen y Rigoletto en el Metropolitan hasta 1942. El duque de Mantua fue considerado como su mejor papel.

Por desgracia Jan Kiepura, nada menos, falleció de un ataque al corazón el 15 de agosto de1966. alos 64 años.

Y ahora escuchemos a Jan Kiepura, nada menos.